Proyecto de reforestación con ASIDE

En Pumilio hemos comenzado a desarrollar proyectos ambientales en los que podréis colaborar desde el sofá de vuestras casas. Se trata de trabajos de reforestación, limpieza de aguas y otras causas medioambientales que realizaremos en colaboración con ONG de todo el mundo.

En el primero, trabajamos con ASIDE en Honduras para reforestar las zonas de influencia del área protegida del Parque Nacional Capiro y Calentura, en Trujillo. Todo aquel que ha pisado alguna vez este parque nacional conoce la verdadera belleza de la naturaleza. Pero, como en muchos otros lugares del mundo, ha sufrido el revés de la mano del hombre, cosa que se ha traducido en la deforestación de zonas de influencia de esta área protegida. 

Acceso al agua: conflicto recurrente que afecta al cambio climático

El acceso a un bien natural e imprescindible como el agua sigue siendo un problema para los habitantes del país. Gracias a la plantación de estos árboles, se asegurará la permanencia del agua en la zona y, por ende, se luchará contra el enemigo universal de la vida en nuestro planeta: el cambio climático. Este bosque latifoliado contribuirá a disminuir el calentamiento global con más árboles que hagan frente al CO2. Además, se reducirán las sequías de la zona y el hábitat de las especies autóctonas crecerá.

Beneficio directo para las comunidades locales

Personas como Ana Lucy Bengochea o Martín Martínez, parte de la comunidad garífuna de Trujillo, luchan para recuperar la salud de esta tierra. Esta comunidad desciende directamente de africanos e indios nativos y lleva más de dos siglos viviendo en Honduras. Necesitan ayuda para reforestar el parque nacional; especialmente en los últimos años se han visto afectados por proyectos de desarrollo turístico que han desplazado sus hogares (y, en muchos casos, los han tenido que abandonar). La reforestación ofrecerá un sustento para estas familias y asegurará el bienestar de futuras generaciones.

¿Quieres aportar tu granito de arena en la reforestación del Parque Nacional Capiro y Calentura? ¡Pronto te contamos cómo!