Proyecto de reforestación con AMUPROLAGO

Ya ha empezado el desarrollo de nuestro segundo proyecto ambiental. Mientras con ASIDE se trabaja para reforestar las zonas de influencia del área protegida del Parque Nacional Capiro y Calentura, con AMUPROLAGO se lleva a cabo la reforestación de áreas degradadas y zonas productoras de agua de la cuenca del lago Yojoa (Honduras).

La cuenca de este lago es uno de los focos de vida más representativos del país. Su flora se agrupa en dieciséis ecosistemas diferentes y alrededor de 500 especies de aves la recorren año tras año. El lago Yojoa nació como consecuencia de una explosión volcánica y es la mayor reserva natural de agua dulce del país.

Por todo esto, es imprescindible trabajar para recuperar la salud de esta zona, que ha sido afectada durante mucho tiempo tanto por la mano del hombre como por circunstancias naturales adversas. Y ahora ya podemos hacerlo.

Las causas de la deforestación

A lo largo de los últimos años, causas humanas y naturales han propiciado la degradación de zonas productoras de agua de la cuenca del lago Yojoa. Se trata principalmente de la tala de árboles para consumo humano y de la temible plaga del gorgojo descortezador. Esta última amenaza bosques de pinos desde Canadá y los Estados Unidos hasta Nicaragua. El insecto, de unos tres milímetros, ataca a los pinos aprovechando la debilidad de los bosques que han sufrido sequías o incendios.

Las aldeas del lago

En esta zona existen diferentes comunidades locales que se nutren directamente de los recursos naturales que ofrece el lago de Yojoa. Esta reforestación generará ocupación entre sus miembros, como por ejemplo las personas que forman parte de aldeas como la de El Mogote, en el municipio de San Pedro Zacapa (Santa Bárbara). Además, se protegerán y recuperarán las fuentes de agua, entre otros muchos beneficios biológicos que proporcionará la mejora de esta zona.

Nuestra misión es recuperar las áreas degradadas del alma azul de Honduras, el lago Yojoa. Y pronto podremos hacerlo juntos desde nuestro teléfono móvil y con total transparencia. ¿Te apuntas a cambiar el mundo?